Seleccionar página

El centro Cultural Konex de la Ciudad de Buenos Aires, volvió a ser la sede de la Media Party por octavo año consecutivo. El evento reunió a más de 2500 personas entre periodistas, desarrolladores, diseñadores y activistas de toda América Latina, quienes fueron capacitados por las más destacadas personalidades del mundo periodístico, durante tres jornadas.

En unas 130 exposiciones de diferentes tipos se reflexionó y repensó la comunicación de hoy, haciendo hincapié en temáticas como la detección de noticias falsas (fakes), nuevas formas narrativas y nuevos modelos de negocios. Durante el último día de la 8º Media Party, se llevó a cabo la Hackatón de innovación en medios, una jornada de trabajo colaborativo, en la que diferentes emprendedores presentaron sus ideas, buscando adherentes y el premio que consistía en un incentivo económico de US$10000 al mejor proyecto. Todos los equipos participantes presentaron sus planes, los cuales debían ser desarrollados con el mayor detalle posible, ante un jurado compuesto por Google News Initiative y Hacks/Hackers Buenos Aires.

Al finalizar, dicho jurado otorgó el incentivo a cuatro proyectos: «Nerd Api» liderado por un equipo del @ITBA, «ScrapEle» liderado por Andy Tow, «LID Elecciones», liderado por La Izquierda Diario y «YoLoChequeo» liderado por Chequeado y donde se encuentra nuestro Director Creativo: Emiliano Panelli.

“Yo Lo Chequeo” contra los “fakes”

Chequeado es una plataforma dedicada a encontrar noticias falsas, las que se han situado en el centro de la crítica en la comunicación actual. Por intermedio de un buscador, en el que se colocan palabras clave, podemos comprobar si una nota publicada en los medios es real o no.

«Mi planteo tenía que ver con que no todas las personas harían todo el proceso de búsqueda y chequeo de una noticia y que, además, la mayoría de éstas circula por redes, especialmente por Twitter” – Explica Emiliano

A partir de esta colaboración de ideas entre varios miembros del equipo de “Yo lo chequeo”, surgió el proyecto de generar un robot que pueda comprobar de manera automática la veracidad de la publicación. Emiliano prosigue: «Con ayuda de este robot, por ejemplo, podríamos responder el Twit de cualquier persona que publique una nota en Twitter, para chequear si es verdadera o falsa de manera automática, simplemente arrobando al robot y con un hashtag, que conduce de manera directa a la base de datos de Yo lo chequeo”. 

El equipo también pudo comprobar su utilización en imágenes editadas o falsificadas:  “Editamos una imagen de una marcha de Barrios de Pie y modificamos el texto de las pancartas. Luego la subí a mi Twitter con la frase ´Es verdadero?´ y de inmediato el robot demostró que la imagen estaba retocada”– Concluyó Emiliano.