Seleccionar página

Uno de los logos más populares dentro del mercado mundial fue pro-bono, es decir, con el fin de generar un bien público.

Este reconocido logotipo fue creado por Milton Glaser y fue donado gratuitamente con el objetivo de ser parte de una campaña que buscaba rescatar el turismo y a la ciudad de NY.

La ciudad más poblada de los Estados Unidos afrontó una dura crisis financiera (1975) la cual estuvo a punto de llevarla a la bancarrota y dos años más tarde una serie de apagones, saqueos y descontento social hizo que el crimen se elevase en la “city” afectando directamente en el turismo.

Para hacer frente a esto el Departamento de Desarrollo Económico del Estado de Nueva York recurrió a Wells Rich Greene, agencia de publicidad, la misma desarrolló un proyecto que consistía en una canción dentro de un comercial de tv que mostraba el Teatro de Broadway y el eslogan (“I Love New York”), pero aún faltaba algo: un logotipo que los identificase.
Aquí entra el mencionado anteriormente Glaser, elegido por el Departamento de Desarrollo Económico. Famoso por trabajos previos realizados en la revista “New York Magazine”.

I Love New York empezó como parte de un boceto arrugado para ayudar a salir de la crisis a dicha ciudad y ahora es una marca que genera ¡Más de 30 millones de dólares anuales!