Seleccionar página

El 2020 recién comienza y ya hay en vista nuevos proyectos, acciones y propósitos. Las comunidades mutan cada año, cambiando las tendencias y sus estilos de vida, por ello, las empresas tienen que estar pendientes de estas variaciones para establecer sus estrategias alineadas a con los nuevos cambios.

En esta ocasión, ofrecemos de la mano de The Drum 10 tendencias que, en términos de branding, guiarán los próximos movimientos de las marcas.

1. Acciones más sostenibles tras el «Efecto Greta»

La trágica situación del medio ambiente y la amenaza del cambio climático son temas a los que las marcas ya no pueden dar la espalda.
La iniciativa de Greta Thunberg inspira a millones de personas a seguir su ejemplo, personas cuyo su compromiso es tan fuerte que se refleja en su estilo de vida y, por ende, en sus hábitos de consumo y las marcas que escogen.

Las marcas deben tener presente la sustentabilidad tanto en sus productos y acciones como en su posicionamiento de marca y estrategias de comunicación.

2. Foco en la confianza

Mucho se habla de la crisis de confianza en los líderes y políticos provocada, en cierta medida, por una gran incertidumbre e inseguridad general, un hecho que también alcanza a las marcas.

Durante el resto del año, las compañías deberán centrar sus esfuerzos en transmitir confianza a través de transparencia en los procesos y la empatía con sus clientes.

3. Estrategia del «co»

«Cocreación», «coproducción» y todas estas definiciones que comienzan por «co» serán protagonistas durante los próximos meses.
Tras años en los que la polarización cultural, económica y política han remarcado la famosa “grieta”, ha llegado la era en la que “unir fuerzas” se torna como la mejor opción.

En el 2020 veremos más iniciativas conjuntas impulsadas por las marcas bajo esta nueva visión que consiste en aprovechar sinergias y responder a las demandas de una generación con una visión más solidaria y colaborativa.

4. Los mensajes centrados en la salud

La salud ha escalado posiciones entre las prioridades de los consumidores, quienes buscan cada vez más marcas comprometidas con un estilo de vida que promueve hábitos y productos saludables.

Esta tendencia tiene mayor notoriedad en el sector alimentario, donde encontrarán el éxito las marcas que apuesten por ingredientes saludables y comulguen con el estilo de vida que los consumidores actuales demandan.

5. Consumo responsable, también en la moda

El sector de la moda también apuesta por el planeta y orienta sus estrategias, cada vez en mayor medida, hacia la sustenibilidad.
La personalización, la inteligencia artificial, la impresión 3D, la tecnología de hologramas; juegan un papel fundamental en la industria.

Proliferarán las opciones que fomentan el reciclaje acompañado de un consumo responsable.

6. El auge de los autos eléctricos

Los vehículos eléctricos irán ganando más terreno este 2020, año en el que se verán más esfuerzos de las autoridades para la instalación de estaciones de carga y energía sostenible que alimente a estos automóviles.

Los fabricantes de automóviles tendrán la labor (y creciente presión sobre los hombros) de reducir las emisiones de CO2.

7. Vehículos eléctricos «reducidos» en las ciudades

Las motos, los patinetes y las bicicletas eléctricas son opciones de transporte que crecen en popularidad en las ciudades, lugares en los que el tráfico se vuelve cada vez más imposible: el transporte público está saturado hasta el punto de prohibir la circulación en determinadas zonas.

8. El bienestar en las redes sociales

La preocupación de los usuarios de las redes sociales con respecto a la privacidad o las fake news ha aumentado a lo largo de los últimos años, haciendo tambalear la reputación de los portales de noticias.
En los próximos meses, las redes sociales y las marcas centrarán sus esfuerzos en el bienestar de los usuarios, poniendo el foco en la honestidad y en el bienestar de ellos a través de una mayor regulación y la detección de contenido poco apropiado o que incumpla las normas de la comunidad.

Las marcas deberán enfocarse en publicar contenido relevante y de calidad, comunicado por micro influencers que comulguen con sus valores y ofrezcan una experiencia excepcional a sus comprometidos fans.

9. La tecnología como el mejor amigo del hombre

En un estudio global de Havas que cita The Drum, más de una cuarta parte de los millennials afirman sentirse deprimidos o infelices por sus propias vidas en comparación con las vidas idealizadas que ven online. Y 1 de cada 5 prefieren ser quiénes son en las redes sociales en lugar de ser ellos mismos.

Esta desconexión de la vida real aumenta y escala la relación de las personas con su teléfono móvil, dispositivo en el que viven esa «vida paralela». Por ello las marcas deben tener en cuenta estos hábitos de los consumidores y comunicar a través de estas vías.

10. Nuevas «vergüenzas»

Si bien hace unos años los heavy users de las redes publicaban todo lo que hacían a lo largo de su día – especialmente sus planes – ahora se lo piensas dos veces a la hora de hacer una publicación. Y lo mismo ocurre con las marcas.

Estas nuevas “vergüenzas” están motivadas por el ojo crítico de los usuarios, que no dudan en enfrentarse a ellos si estos no comulgan con los valores de los que presumen. «¿Otra vez de viaje? «,»¿Sabes lo malo que es para el planeta?”, son algunos de los múltiples comentarios a los que las marcas e influencers deben hacer frente si cometen algún “fallo” que no encaja con el estilo de vida “apropiado” según los internautas.

Dicho todo esto, recomendamos a las marcas estar pendientes de las nuevas tendencias que surgen y que van tomando gran importancia en las comunidades al punto de cambiar sus estilos de vida y hábitos de compra. Subestimar al consumidor y tomar decisiones erradas, provocarán la necesidad de un inmenso esfuerzo de comunicación para revertir la opinión negativa hacia su marca.